¿Quién gana y quién pierde con el petróleo barato?

El precio del petróleo, al igual que los demás importantes valores de materias primas comerciadas en el mercado Forex, fija su valor con base en la relación que hay entre la oferta y la demanda de ese bien. Este sistema de mercado liberal puede ser un beneficio o una desgracia para cada país, dependiendo de sus condiciones macroeconomías y el estado de sus finanzas públicas. En la actualidad, los precios del petróleo han decaído en un plazo récord, haciendo que muchos países exportadores e importadores sientan presiones o desahogos por este petróleo barato.

Un problema de países emergentes

Por lo general, a todos los países exportadores del crudo les afecta un petróleo muy barato, pero hay unos que les afecta más que a otros, específicamente a los países en pleno proceso de desarrollo que, para cubrir sus déficits fiscales, necesitan un valor elevado del crudo.

Estos países son: Venezuela, Rusia e Irán. Estos tres países tienen una larga tradición petrolera, pero a diferencia de otros estados árabes que utilizaron el crudo para reformar su economía y hacerse independiente de los precios internacionales de esta materia prima, los tres países ya mencionados mantuvieron una política de despilfarro o de poco desarrollo en otros sectores económicos del país.

Venezuela y Rusia dependen del petróleo para cubrir parte del presupuesto de la nación. Por otra parte, Irán, país que ya había abierto relaciones bilaterales con el resto del mundo, y con esto ha logrado levantar el embargo que no le permitía vender su crudo al extranjero, se veía en un ambiente económico poco amistoso o rentable para desarrollar su economía en base a la explotación y exportación de crudo.

¿Quiénes se benefician?

Los indiscutibles beneficiaros de un crudo barato son los países que no tienen fuentes propias de producción, y por ende necesitan de las importaciones de otros países. Los que han logrado sacarle el mayor provecho a estos precios de rebaja son los países en pleno crecimiento, como China e India, que utilizan el petróleo como fuente de desarrollo para abastecer su sector eléctrico, mismo que es utilizado para dar energía a las empresas y fábricas de estos países. Con un petróleo barato, se vuelve más económico el desarrollo y, por ende, el crecimiento es más acelerado y fuerte.

Los países desarrollados en proceso de recuperación también se vieron beneficiados de estos precios bajos del crudo en un principio, pero ahora los beneficios no son tan buenos. Europa, la región más afectada por la crisis del 2008, vio en los precios bajos del petróleo una forma de estimular el crecimiento de las economías, por medio del aumento en el consumo interno, estimulado por una baja en los precios de los demás productos. Pero las consecuencias se han convertido en negativas, ya que los precios del crudo estimularon que la región cayera en una deflación de la cual no se puede levantar, además de ver cómo sus empresas petroleras no recaudan los mismos beneficios para la hacienda pública como algunos años atrás.

En base a esto se puede determinar que no es un momento ideal para invertir en el petróleo al alza, y sólo queda esperar para ver cómo evolucionarán los precios del crudo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.